Café

El cambio climático: una gran amenaza para cultivo del café en el estado Lara

La información y los resultados presentados sobre las predicciones de cambios en el clima, su impacto en la aptitud de las tierras del *Eje Cafetalero Sureste del Estado Lara* , agregado a la vulnerabilidad de los caficultores con limitadas capacidades para implementar medidas de adaptación, pueden servir de base para orientar las políticas públicas para el incremento de la resiliencia climática, económica y social de las familias y los sistemas agroproductivos de pequeños productores de esta región

LAS MUJERES PUEDEN AYUDAR A GARANTIZAR QUE LA INDUSTRIA CAFETALERA VENEZOLANA SEA SOSTENIBLE

Los resultados iniciales de una investigación reciente realizada por FUSAGRI y profesores de FAGRO-UCV, con el patrocinio del IICA, en dos territorios del eje cafetalero sureste del estado Lara, indican que existen diferencias en los niveles de rendimientos del café en los dos agroecosistemas evaluados, así como también en relación con el género. En la Parroquia Yacambú, la mayoría de las “productoras” (57%) logran rendimientos de café en el nivel Bajo (0-7 qq/ha), mientras que el 54% de los “productores” se colocan en el nivel de rendimiento Promedio (7-12 qq/ha). En el caso de la Parroquia Hilario Luna y Luna, no hay diferencias destacadas en los niveles de rendimiento entre “productores” y “productoras".

Impactos del Cambio Climático en plantaciones de café y cacao

Además de contribuir en la construcción del nuevo modelo de desarrollo de la agricultura venezolana desde la perspectiva de la Bioeconomía, la Fundación Servicio para el Agricultor (FUSAGRI) también tiene interés en generar análisis y propuestas para identificar modelos inclusivos de adaptación y de eco-intensificación, que permitan incrementar la productividad sostenible de los productores de café y cacao.

La Extensión Conservacionista de FUSAGRI

Un Programa de Manejo y Conservación de Cuencas Hidrográficas, integrando la asistencia técnica y la autogestión comunitaria, en armonía con el ambiente, que se realizó entre los años 1988-1997, en la Sierra de San Luis, localizada en la parte occidental de la Cordillera Norte Costera de Venezuela en el Estado Falcón, la región más árida del país.